¿Ya sabes qué es? Es una de las preguntas que más me hicieron durante el embarazo. ¿Cómo saber si será niño o niña? Y sobre todo, para saber si ahora si venía la nena (parece ser una premisa que una tiene que tener dos hijos, nene y nena, la parejita). Y claro que yo también quería saber, si hay algo que me caracteriza es mi ansiedad, en todos los ámbitos de la vida, ¡más en la maternidad! ¡Esperar 9 meses para conocer a mi bebé es demasiado! Y aunque aprendí a manejarlo con mi primer hijo, eso no quita que no quisiera robar todos los métodos posibles para tratar de “predecir” cual era el sexo, (¡cómo si alguna de esas creencias funcionara!)

Conclusión: En mis dos experiencias he aprendido que no hay manera infalible de saberlo, que lo que más se acerca a ser seguro son las ecografías, pero que aun estas pueden fallar. Si, tengo una amiga que hasta último momento sabía que sería un varón, pero que fue a dar a luz a una hermosa niña.

Y entonces, ¿todos los métodos “tradicionales” que andan dando vuelta por ahí? ¿Funcionan o no funcionan? Pues la verdad, creo que no. Con mi anterior embarazo me había pasado que la cosa estaba dividida, algunos daban nena y otros nene. Pero con el segundo se dio la casualidad de que todos los que hice daban como resultado nena. Bueno, pues, una vez más he comprobado que lo que si no falla es la instuición de la madre y los sueños. Lástima que no todas tienen esa intuición y que no podemos controlar cuando soñar y cuando no.

Cómo saber el sexo del bebé según la panza de la mamá

Tal vez hallan oído que la forma de la panza ayuda a saber que sexo tendrá el bebé, bueno, creo que esa es una de las que más funciona también, aunque como siempre hay excepciones. Asi es como con mis dos embarazos, mi panza salía desde arriba y hacia el tercer mes comenzaba a notarse en punta, eso indica que es varón. En el caso de las nenas, la panza se sitúa bien abajo y en forma de pelota. Lo he comprobado con varias amigas y parece ser cierto… Aunque también está en caso de varias panzas indescifrables, con las cuales es imposible arriesgar.

¿Mamá está más bella o más fea?

Otra que me comentaron mucho es la del aspecto de la futura mamá. Según dicen por ahí, si está más linda será varón, mientras que si esta más fea, será nena, porque se supone que la nena le “roba” la belleza a la mamá. Solía creer en esto, hasta que alguien me comentó que era exactamente al revés. Curiosamente esa persona suele acertar bastante… Y una muy parecida habla que si tenes un embarazo con muchos síntomas, sobre todo muchos mareos en el primer trismestre, será nena, de lo contrario varón. Pensaba que esto era cierto, porque con mi primer embarazo no tuve ningún sintoma, si acaso náuseas una o dos veces, y lo había visto cumplirse también con algunas amigas. Pero el segundo fue totalmente lo opuesto… tantos síntomas desde los primeros momentos me hacía pensar que quizás era nena… pero no, ¡otro varón! Eso sólo habla de que todos los embarazos son diferentes.

¿Y que hay de algunas pruebas caseras que circulan por Internet? Creo haber probado cuanta prueba haya conocido y sólo he comprobado que todos son mitos.

Cómo saber si será niño o niña con el método de la aguja y el hilo

Por ahí hay un método que habla de tomar una aguja y un hilo y usarlo como péndulo sobre la palma de la mano de la embarazada, si se mueve en círculos será nena, si se mueve en forma recta será varón. Este método tiene variantes, lo he visto con un pelo de la mamá y una alianza, una cadena y una alianza, sobre la palma de la mano, sobre la panza. El problema me surgió cuando encontré otra versión que decía exactamente lo contrario: si se mueve en círculos en varón, en linea recta, nena. ¿Y entonces? ¿Cuál es la verdadera?

Cómo saber si será niño o niña según los antojos.

Hay quienes dicen predecir el sexo según los antojos: si son dulces, es nena, salados, varón. Bueno, según mis antojos, sería un caracol, porque nunca me defino si prefiero lo dulce o lo salado, simplemente se me antoja y ya.

Existe otro método, bastante dudoso por cierto, pero que fue uno de los pocos que me funcionó en mi primer embarazo. Se trata de que alguien sin que la embarazada vez, coloque un cuchillo debajo de una silla y una cuchara debajo de otra. La embarazada debe elegir en cual sentarse, sin pensarlo demasiado. Si se sienta sobre la silla que tenía el cuchillo será niño y si se sienta sobre la de la cuchara niña. Aquella vez elegí cuchillo, esta vez cuchara. Bueno, el sexo del bebé en ambos casos era el mismo.

Cómo saber el sexo de tu segundo, tercer o cuarto hijo

Otro método curioso que leí por ahí, fue uno que sólo puede ser usado en el caso de un segundo (o tercer, cuarto, quinto, embarazo). Se trata de ver el nacimiento del cabello de tu último hijo. Si el nacimiento (o remolino) lo tiene en el centro, el próximo bebé será niña, si lo tiene a un lado, será niño. Aun no he podido desmitificar este método, puesto que mi hijo tiene el nacimiento del cabello a un lado, lo que daría como resultado un niño, comprobando el método hasta el momento. Lo que si me parece un poco descabellado es que el mismo método dice que si tiene dos nacimientos de cabello, entonces serán mellizos, en este caso, ¡no quiero imaginarme como será el cabello de ese niño si la mamá tendrá cuatrillizos!

La matemáticas ¿nunca falla?

Existen además muchos métodos con fórmulas matemáticas, que consisten en sumar o restar cosas a la edad de la madre, o mes de gestación… pero son tantos que de sólo pensar en ellos me aburro.

Y por último existen esos métodos que prometen predecir el sexo aun antes de embarazarse, y que dicen ser un excelente método para planificar el sexo de tu próximo hijo. Ellos son la tabla china, la tabla maya y el método lunar.

Cómo saber si será niño o niña según la Tabla China

cómo saber si será niño o niña

En cuanto a la famosa tabla china, hay dos versiones, que no coinciden entre si. La diferencia está en que una de ellas toma la edad de la madre al momento de la concepción y la otra la edad lunar de la madre, la cual se calcula sumando uno o dos años a la edad de la madre, dependiendo del mes en que nació. Para probar esta tabla es importante saber con exactitud el mes de la concepción, que no necesariamente será el mismo mes del de la última menstruación. Bueno, que decir. Probé con ambas tablas, y para las dos tendría una niña… La vez anterior, una de las tablas me daba niña y la otra, niño. Totalmente ineficaz para mi. Con esto no quiero decir que no funcione, conozco mucha gente a la que si le haya funcionado, quizás yo sea la excepción a la regla.

Cómo saber si será niño o niña: Tabla Maya

cómo saber si será niño o niña

La tabla maya usa exactamente el mismo método, según se dice, al igual que los chinos, los mayas recopilaron datos estadísticos durante años y así confeccionaron la tabla. Pero, ambas tablas no coinciden, entonces, ¿es posible que para los chinos tendré una niña y para los mayas un niño? No lo creo.

Cómo saber si será niño o niña según el método lunar

Por último tenemos el método lunar, y para este si tenemos que tener seguridad del día de la concepción. Según este método, si concibes en luna llena será niña, mientras que si la luna está en cualquiera de sus otras fases, será varón. Pues, estoy absolutamente segura de saber la fecha en la que concebí y que ese día había luna llena (lo busque en Internet, hay sitios que te dicen en que fase estaba la luna en cada día). Bueno, otro método que no funcionó para mi.La conclusión a todo esto es que el sexo del bebé será el que tenga que ser, y no hay una manera fehaciente de predecirlo, mucho menos de planificarlo. Por ahora, sigamos creyendo en las ecografías que son las únicas que nos pueden decir casi con certeza el sexo que tendrá nuestro bebé.


Este post fue escrito hace muchos años, originalmente publicado en la desaparecida revista femenina “Diario de Mujer” Pero, como aquella web ya no existe, quise volver a publicarlo, ahora en mi blog.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.