Ensueño

(Baile, sobre Maleficio)

De repente ya nada importó, la tristeza o la soledad que alguna vez había sentido, los momentos difíciles que le habían tocado vivir, aquellos momentos en los que creyó estar bajo un maleficio.

La noche era perfecta, soñada. Él había estado todo el tiempo a su lado y se habían jurado amor eterno. Y pensar que había estado a punto de tirar ese sobre a la basura, (el que contenía la invitación a esa noche), por ese estúpido impulso de no querer saber nada de él después de lo ocurrido en el baile organizado por su escuela para el día de la primavera.

Ahora sabía que todo había sido un error, un malentendido. Ahora sabía que eran el uno para el otro. Que nadie podría separarlos. Ahora se sentía la princesa de un cuento su hadas favorito, la que había encontrado a su príncipe azul, la del “felices por siempre”.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.