Un desastre en la cocina (anécdota)

A una semana y pico del cumpleaños de mi hijo mayor, me agarró el ataque de nohiceuncarajo. Bueno, a decir verdad, faltaba toda una semana, teniendo ya el salón señado, la torta encargada, golosinas recién compradas, stickers y envoltorios listos para usar. Sólo faltaba armar el candy, los pinchos, las bolsitas, escribir las tarjetas y ya. Pero para mi, que suelo empezar meses antes de la fecha y tener todo listo con mucha anticipación, esto era un desastre.

Continue Reading

De artemaníaca a repostera

Siempre he sido un desastre en la cocina, además de #amadecasanever. La cocina no es lo mio, le pongo toda la onda, de verdad, pero no me sale. Me defiendo, si, pero tengo tan poca creatividad que siempre termino cocinando lo mismo… Tal vez debería empezar a visitar la sección de recetas del Pinterest…  Aunque si los DIY no me salen… ¿Qué puedo esperar de la comida? Pero, aun así, he de decir que tengo alma de repostera… Si, solamente el alma…  Me encantaría saber hacer tortas y decorarlas bien.

Cada cumpleaños que hay en casa, hago una torta, no es la gran cosa, pero algo sale… A veces me queda demasiado seca, a veces muy mojada… A veces, para evitar la fatiga, compro esos bizcochuelos que ya vienen listos y cortados, porque, ya lo dije, la cocina no es lo mio y siempre tengo algún problema con la cocción, el desmolde o la mar en coche… Lo que me divierte es rellenarla, decorarla… aunque he notado que la crema como decoración me exaspera.

Continue Reading